Saltar al contenido

Origen de la Lira Griega

1 – Origen mitológico de la Lira

Lira de Apolo

Es esta imagen que se encuentra en el santuario de Delfos, podemos ver al dios Apolo portando su lira de 7 cuerdas. Apolo es el dios músico y como tal, señor de las armonias y el orden en el cosmos. Pero, ¿cómo la consiguió?, ¿la fabricó él mismo? y lo más interesante, ¿porqué son siete cuerdas las que lleva su lira?

En los poemas homéricos encontramos la historia que nos interesa. El poema IV, dedicado al dios Hermes, descubre la verdad sobre su origen.

El mismo día que Hermes nació, se escapó aprovechando que la diosa Maya la que le había dado a luz, dormía, y viajó a Tesalia. Al mediodía, encontró una tortuga, la cual mató y vació para construir su instrumento musical. Homero sigue así…

“Una vez que cortó en sus justas medidas tallos de caña, los atravesó, perforando el dorso, a través de la concha de la tortuga. Alrededor tendió piel de vaca, con la inteligencia que le es propia, le añadió un codo, los ajustó a ambos con un puente y tensó siete cuerdas de tripa de oveja, armonizadas entre sí”.

Al atardecer, Hermes ya poseía un aspecto adulto. Se encontró un rebaño de ganado del dios Apolo y no dudó en robarlo. Cincuenta vacas desaparecieron sin dejar rastro.

Pero Apolo, dios del oráculo de Delfos, pudo adivinar quién había sido y denunció a Hermes ante Zeus, para que lo castigara. Hermes salió en su propia defensa con gran elocuencia y finalmente, pudo calmar a Zeus y Apolo.

Entonces, tocó su recién inventado instrumento ante la corte olímpica. Apolo, amante de la belleza, quedó fascinado ante las maravillosas notas que surgían del instrumento tocado ágilmente por Hermes. Las vibraciones resonaban en el vacío caparazón de la tortuga, generando efectos nunca oídos antes. El enfado de Apolo se transformó en deseo de poseer tal maravilla, así que aceptó el cambio que le propuso Hermes: La Lira por el perdón. Para sellar el pacto entre los dos, Apolo entregó al escurridizo Hermes un objeto prodigioso, una larga vara de Heraldo, adornada con dos cintas blancas. Hermes recibía así el conocido Caduceo, que más tarde se transformará en la vara con las dos serpientes enfrentadas que todos conocemos. El símbolo de Hermes, mensajero de los Dioses.

Por tanto, el creador de la Lira es Hermes, no Apolo. Hermes, Dios de la relación, del número, de la armonía, tanto numérica como musical. En Egipto se corresponde con Dyehuty (Thot), que casualmente también es el inventor del arpa según la mitología egipcia.

2 – Origen histórico de la Lira

Muy posiblemente, en la prehistoria, cuando se descubrió el arco como herramienta de caza, los primitivos seres humanos quizá pudieron descubrir que al pulsar la cuerda de tripa del arco, generaba un sonido. A veces más grave, a veces más agudo, dependía de la longitud de la cuerda. Quizá esos sonidos servían para sus rituales alrededor del fuego, cuando la humanidad estaba en el amanecer de su historia. Esos sonidos eran agradables, y podían acompañar movimientos y canciones. Quizá en un momento de la historia, dejaron de usarse los propios arcos, para crear objetos que ya no estaban pensados para cazar, sino para producir estos mismos sonidos. Este podría ser un posible origen de los instrumentos de cuerda pulsada, que más tarde, con el transcurrir de los siglos, se irían refinando hasta crear la Lira.

Instrumento prehistórico de cuerda. ¿Posible origen de la Lira?

Aunque hay diversas teorías sobre el origen de la Lira, tal como la conocemos, está comprobado que al menos tiene una antigüedad de 5000 años, ya que hay pruebas de que en la civilización sumeria, ya se tocaba para reyes en las fiestas de palacio. Persia, Egipto, Grecia, etc, fueron culturas que pudieron disfrutar de este instrumento.

Las liras más antiguas, tenían tres cuerdas, aunque luego se fueron desarrollando hasta tener cinco, siete e incluso en Egipto, 18 cuerdas.

taller de lira griega
Mujer egipcia tocando la Lira

La lira se fue transformando y generó otros instrumentos de cuerda, como la Kithara (cuyo nombre nos recuerda a la guitarra), el Psalterio, Laúd, etc. En general, todos los instrumentos de cuerda que conocemos hoy día, derivan de las antiguas liras.